Headhunters Bogotá Colombia - Tasa worldwide - Búsqueda de ejecutivos
Headhunters Bogotá Colombia - Teléfonos: +57 316 301 3362 / +57 315 397 9665 comercial@tasa.com.co

¿Qué es ser un buen líder?

¿Qué es ser un buen líder?

TÓMESE UNA TAZSA DE LIDERAZGO

¿Qué es ser un buen líder?

Diez consejos para ser un buen líder.

  1. Sea auténtico
  2. Identifique el norte
  3. Comunique el norte
  4. En el campo laboral, convoque a su gente y construya una ruta para llegar a ese norte
  5. Escuche
  6. Sea generoso con las ideas, con la información, con motivar y reconocer a su equipo
  7. Retroalimente
  8. Inspire
  9. Enseñe
  10. Honre sus acuerdos y compromisos

1. El ser auténtico

Quiere decir que se debe ser coherente entre lo que se siente, piensa y se hace. Para ello es importante que el líder esté trabajando en una función y para una empresa alineada con sus pasiones. Esto es posible  cuando uno se mueve en un punto dulce. ¿Cuál es el punto dulce? Es aquella intersección entre fortalezas, pasiones y aquellos temas que le reconocen.  Es el punto donde Usted más fluye sin tanto esfuerzo.

¿Cómo así?   Para identificar sus fortalezas: siéntese a pensar ¿para qué / en qué soy bueno?, ¿qué me fluye sin tanto esfuerzo o qué se me facilita hacer?

 

Para identificar sus pasiones  piense: ¿qué me gusta?, ¿qué disfruto?, ¿en qué se me va el tiempo sin darme cuenta?, ¿en qué me siento en armonía entre mi cuerpo, mi alma y mi espíritu?, ¿en qué momento siento felicidad?, ¿qué hago que cuando lo estoy haciendo no me doy cuenta que pasa el tiempo?

Debes leer –> ¿Qué es el teletrabajo?

El otro aspecto es escuchar, ¿qué me reconocen las personas que están alrededor mío?, ¿qué aprecian sobre mí?, ¿qué resaltan?, ¿para qué temas me consultan?, ¿en qué momento me consultan?, ¿qué reconocen en mí?

Para ser auténticos es importante que el ejecutivo se sienta cómodo con los valores y creencias que tiene  la organización donde trabaja.  Así como, Desarrollar la inteligencia emocional le facilita el ser auténtico.

Qué es ser un buen líder

Recuerda que la inteligencia emocional tiene  5 dimensiones: autoconocimiento, autocontrol, empatía, conciencia y destreza social y relaciones interpersonales. Se le facilita ser auténtico cuando Usted se conoce a sí mismo (autoconocimiento).

Se recomienda hacer una análisis FODA (fortaleza, oportunidades, debilidades y amenazas)  de sí mismo.

Todo lo anterior debe conducir a que Usted luego de hacer este ejercicio de autoobservación construya  SU PROPÓSITO de vida. Es muy fácil decirlo en una página pero lleva años construirlo, el esfuerzo vale la pena. Se vale hacer borradores y revisarlos constantemente lo importante es que se debe tener claro el NORTE al cual Usted quiere llegar con su vida y debe ir diseñando la carretera.

Equivocarse, se vale. Corregir el error, se vale. Volver a dibujar la carretera, se vale. Todo se vale mientras sea Usted consciente de la importancia de tener PROPÓSITO.

Te recomendamos –> ¿Cómo conseguir trabajo fácil y rápidamente? 

2. Identifique el Norte:

El ejercicio de planeación estratégica es fundamental, para ello se construye una visión y unos objetivos los cuales deben ser sencillos, cuantitativos y enmarcados en un tiempo. Eso es como un mantra que hay que repetirse varias veces. Es importante sentir que se logra ese NORTE, verlo, tocarlo, oírlo, olerlo. Debe ser cumplible.

Es importante asegurase que el norte es coherente con su propósito y preguntarse frecuentemente: ¿soy coherente?. ¿lo que hago es afín con mis valores?, ¿lo que hago hace que cumpla con mi propósito? Si ves que algo anda desalineado es importante corregirlo. Las cosas a tiempo tienen arreglo

Muy importante cuando se identifica el NORTE es gozarse el camino, por supuesto cuando llegues vas a tener muchas satisfacciones pero mientras llegas disfrútalo. La felicidad no es sólo el logro, es el esfuerzo, es el goce del viaje.

Cuando identifiques el Norte asegúrate que construya, que construya para ti y para todos tus grupos de interés. Por grupos de interés nos referimos a tus clientes, proveedores, empleados, comunidades, gremios, familia, amigos, etc.   El cómo se logra es fundamental. Recuerda que sí hay que llegar a un fin pero el fin no justifica los medios.

3. Comunica el Norte:

De hecho sería mejor construir el Norte con el equipo, si se logra no es necesario comunicarlo al equipo ni comprometer  al equipo, eso ya se daría por descontado. Esa construcción del norte debe ir acompañado  con la comunicación en cascada de la información y la aclaración de la misma por parte del líder.

Pregunte permanentemente a sus empleados ¿cómo contribuye él, cada empleado, con la consecución del NORTE? El éxito es lograr que la persona haga conciencia de la importancia que tiene

ÉL en el logro de los objetivos. En la medida en que tenga claro el NORTE y que tenga claro cuál es el aporte y cómo la empresa lo valora  produce satisfacción y el hecho que el empleado sienta satisfacción necesariamente va por el camino correcto,  hacia la FELICIDAD.

Eso sí sería llegar al estadio más alto para el ser humano  que es ser FELIZ. Si la empresa logra estar rodeado de empleados FELICES llegar al éxito fluye y es simplemente una consecuencia natural de la FELICIDAD  de los empleados.

Que es ser un buen líder comunicar el norte

4. Convoque su gente para construir:

Éste es justo la actividad clave que facilita el liderazgo de un equipo. Al permitir que el equipo participe aseguras el compromiso que va a tener la gente con los objetivos porque los siente como propios. Ese es el quid del asunto, puesto que se da en automático el tema del compromiso para que se den los resultados.

5. Escuche como buen líder:

Escuchar cuidadosamente y armar el rompecabezas con las fichas que los miembros del equipo ofrecen. Escuchar es leer el lenguaje verbal y no verbal de las personas.

Detrás de cada frase hay un por qué y una motivación del empleado al decirlo. Es clave entender esas motivaciones internas que son las que van a mover al equipo.

Un ejercicio que le facilita al líder la escucha es entender, conocer  y comprender a sus empleados. Para ello se debe iniciar con conversaciones sobre la función que desempeñan, ¿cómo las desempeñan?, ¿cómo se sienten al desempeñarlas?, ¿cómo las podrían hacer mejor?, ¿cómo apoyarlos para que sean eficientes?

Te recomendamos –> ¿Cómo ha evolucionado el reclutamiento de personal en Colombia?

También es importante conversar sobre la familia y sobre él como persona para identificar cómo se siente y si está satisfecho. Todo lo anterior hasta llegar a entender cuál es el potencial que tiene el empleado y si este potencial responde a su desempeño.

 

Cuidado cuando piense en el potencial del empleado, tenga en cuenta sus capacidades, su actitud y el momento de vida en el cual está, así como su  compromiso

 

6. Sea generoso con las ideas, con la información, con motivar y reconocer a su equipo.

La generosidad es la cualidad de ser amable y comprensivo con los demás que incluye dar a los otros cosas que tienen valor.

El valor de las ideas consiste en poner a disposición las propias, las consideraciones, información y pensamientos que se tienen al respecto de algo.

Al ponerlos al servicio de otros se debe pretender que los otros construyan a partir de la idea. Intente no subvalorar los comentarios de otros, algo tienen de bueno y agárrese de lo que considere positivo.

Así sea el 1% del comentario. Reconozca y genere comentarios positivos a la persona que ofrece la idea, lo cual lo motiva a continuar produciendo más ideas.

La única manera que una empresa logre proponer soluciones innovadoras y creativas es darles la tranquilidad y fomentar un ambiente donde se premia y se valore el aporte.

Que los comentarios equivocados o no apropiados o no asertivos, en caso de haberlos, no se castiguen, ni se catalogue al individuo que los emitió como propios, sino que se utilicen para aclarar las alternativas que hay.

La generosidad es un estado de la mente. Su modo de ver el mundo es el mejor regalo que puede disfrutar y compartir.

Antes de dar a otros, aprenda a ser generoso con Usted mismo. Así podrá liberarse de la idea de querer tener siempre más. Una forma profunda de generosidad consiste en estar dispuesto a compartir la experiencia propia con otros.

Aprender y guardar los conocimientos es insuficiente. La mejor manera de aprovecharlos y ponerlos en práctica es compartiéndolos, sin pretender recompensa alguna.

7. Retroalimente.

Qué es ser un buen líder retroalimentar

En público manifieste todos los comentarios positivos que hay al respecto de una idea o de una gestión. Felicite, aplauda, exprese comentarios positivos con gestos verbales y no verbales. No escatime en estos comentarios.

Para temas que requieran análisis para mejorar, no dude en citar a la persona individualmente para hacerla caer en cuenta de los actos, analice y genere lecciones aprendidas.

Para esto vaya preparado a escuchar primero la lectura que la persona le da a la situación en términos de qué aprendió, qué hubiera podido hacer mejor, de qué se arrepiente y cuál es su responsabilidad.

Cuando se cometa un error hay que indagar para aprender sobre él y cómo no repetirlo, el buscar el culpable sirve sólo para que la persona haga conciencia, aprenda y no lo repita.

El que ofrece la retroalimentación debe primero identificar si la otra persona es capaz de hacer conciencia de sus actos, si es así debe primero escuchar, luego resaltar lo positivo y expresar lo negativo, sacando una lección constructiva. Lo importante es que se interiorice, para ello debe haber aceptación.

Retroalimentar es una palabra súper bonita. El prefijo “retro” viene del latín “hacia atrás” y el verbo “alimentar” viene de “alere” que significa nutrir. Así, “retroalimentar” (o realimentar) equivale a regresar una parte de lo que sale de un sistema a su propia entrada.

La retroalimentación se debe tener primero en un ambiente seguro y muy privado. La sensación de riesgo aumenta los niveles de ansiedad. Cuando las personas estamos ansiosas nos podemos poner defensivas, lo que hace que nos cueste más trabajo escuchar y modificar hábitos.

Para construir este ambiente de seguridad es necesario empezar por reconocer que el que está recibiendo la retroalimentación puede estar ansioso.

Mencionar las cosas positivas que ha hecho estimula el sistema de recompensa en el cerebro, lo que facilita que el empleado o colega considere más fácilmente nuevas formas de hacer las cosas.

Segundo, la retroalimentación debe ser específica y se debe dar rápidamente. De acuerdo con Kevin Ochsner (Universidad de Columbia), la retroalimentación sólo mejora el desempeño en 30% de las ocasiones. ¿Por qué? Buena parte de la retroalimentación se dirige al sistema de pensamiento y no a los hábitos de las personas.

Esos hábitos dominan un gran porcentaje de nuestros procesos mentales. Cuando damos retroalimentación general y abstracta y varios meses después, no le estamos hablando a los hábitos. Debemos ser específicos (usando ejemplos concretos) y evitar la ambigüedad.

Por ejemplo, en lugar de recomendar “deberías trabajar más en equipo” podemos plantear “Usted y Simón son muy talentosos; sugiero que lean el análisis que cada uno hizo, intercambien comentarios y me presenten sus argumentos consolidados la próxima semana”.

Tercero, vale la pena permitirle plantear soluciones al que está recibiendo la retroalimentación. Podemos preguntar: ¿cómo le puedo ayudar? ¿qué recursos le puede ofrecer la organización para apoyarlo?, ¿qué ideas tiene para aumentar y mejorar su contribución al equipo?, o ¿qué acciones va a implementar para…? Finalmente, es muy importante hacerle seguimiento a los acuerdos a los que se llegue y retroalimentar de nuevo con frecuencia.

8. Inspire como buen líder:

Para el líder inspirar debe tener conductas auténticas. Vimos en el punto No. 1 que para ellos es fundamental ser coherente. Inspire desde las emociones, para ello debe apasionarlo lo que hace.

Asegúrese que lo que hace en su trabajo y en su vida familiar y personal lo satisface desde todo nivel. En la medida en que esté satisfecho y lo que hace lo hace feliz la inspiración fluye. Deje que fluya, escuche a sus instintos, entréguese a la experiencia, líbrese de ataduras, logre el equilibrio entre su cuerpo, alma y espíritu. ¿Cómo lo hace? Busque su VERBO, busque su punto dulce y quédese allí (Volver al Punto No.1).

9. Enseñe:

Una de las características más importantes del liderazgo es desarrollar a su equipo de trabajo. Empodere a la gente, déjelos que sean autónomos, cuando le vengan a preguntar a Usted qué haría Usted, devuélvales la pregunta. Pregúnteles qué entendieron y exíjales que vean más allá de lo que las palabras dicen.

La pregunta es una herramienta muy poderosa, puesto que mediante ella puede lograr guiarlos por el camino de la solución, la solución debe salir de ellos, para que la interioricen, la tomen como propia, sienten el compromiso y así nunca la olvidarán.

Enseñe con ejemplo en todas las situaciones que se presentan. La empresa ofrece el espacio para hacerlo y las personas ponen a disposición su experiencia.  Ofrézcales la oportunidad a su equipo que expongan los proyectos que realizan, que ellos sientan que Usted está allí para apoyarlos.

10. Honre sus acuerdos y compromisos:

Haga lo que Usted dice cuándo lo dice y cómo lo dice. Cumpla, si no va a cumplir no se comprometa. Acostumbre a su equipo cumplir con los acuerdos y los compromisos que asume.

Lo que sale de su boca es lo que es Usted.
Si no honra sus palabras, no se está honrando a Usted mismo. Honrar sus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.

Las palabras poseen una gran fuerza creadora, crean mundos, realidades y, sobre todo, emociones. Con las palabras podemos salvar a alguien, hacerle sentirse bien, transmitirle nuestro apoyo, nuestro amor, nuestra admiración, nuestra aceptación, pero también podemos matar su autoestima.

Si somos conscientes del poder de nuestras palabras, de su enorme valor, las utilizaremos con cuidado, sabiendo que cada una de ellas está creando algo. La propuesta de Miguel Ruiz es:

“Utiliza las palabras apropiadamente. Empléalas para compartir el amor. Usa la magia blanca empezando por ti. Sé impecable con la Palabra“.

 

 

Ser un líder es un arte que implica esfuerzo, trabajo y   paciencia.

 

TÓMESE OTRA  TAZSA  DE LIDERAZGO  LA SEMANA ENTRANTE.

 

Hasta pronto……………………..

Artículos recomendados –> ¿Cómo hacer una hoja de vida?